WeCreativez WhatsApp Support
Nuestro equipo de soporte está para ayudarte en lo que necesite, ¡pregúntenos lo que quiera!
Hola, Cómo puedo ayudarte?
El autoconsumo solar aterriza para quedarse - Anbelo Solar
15752
post-template-default,single,single-post,postid-15752,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
 

El autoconsumo solar aterriza para quedarse

El autoconsumo solar aterriza para quedarse

Durante las últimas semanas, y a raíz de la publicación de la propuesta de real decreto sobre el autoconsumo, hemos estado escuchando (de fuentes fiables y menos fiables) que el autoconsumo está aquí y ha llegado para quedarse

Pero… ¿qué es el autoconsumo?

Básicamente, es la posibilidad de generar de manera autónoma la energía eléctrica que vamos a consumir en nuestras casas.

Lo más directo, o de lo que más gente va a hablar, es del autoconsumo fotovoltaico (también podríamos usar otros métodos, como pequeños aerogeneradores), que, resumiendo mucho, se trata de lo siguiente:

  • Colocamos módulos fotovoltaicos –lo que la gente llama placas solares- en nuestro tejado y las conectamos a un aparato llamado inversor solar, que a su vez estará conectado al cuadro eléctrico de la vivienda.
  • En aquellos casos que interese, también se le conectará a ese equipo inversor un sistema de baterías –ojito a las de litio, de las que ya hablamos en su día, instalables en cualquier parte de la casa, mejores en todo, y aunque caras, con menor coste por ciclo que las baterías de acumuladores de toda la vida-. Las baterías son opcionales.
  • El inversor será el equipo “inteligente” que gestione la energía solar: cuando haya producción solar, la convertirá en tiempo real en corriente alterna (la que necesitan nuestros electrodomésticos en casa) y la entregará a la vivienda; cuando necesite más energía porque las placas no aporten todo lo necesario (de noche o días nublados), la seguiremos comprando a compañía.
  • En ningún caso nos podremos desconectar de la Red convencional de distribución pues, y menos sin tener baterías, además nuestro inversor de autoconsumo “copia” la forma de la onda senoidal de la energía eléctrica para que la generada por él mismo se sincronice y se lleve bien con ella, por tanto necesita estar conectado a red.

Empresas como Sumsol en Madrid, llevan más de 20 años aconsejando a instaladores y usuarios sobre cómo realizar sus instalaciones solares con éxito. El próximo día 03 de Abril, estarán en nuestras instalaciones de MasterD Madrid en Alonso Cano, realizando una jornada sobre soluciones inteligentes para autoconsumo, si estas interesado en este sector, te invitamos a visualizarlo a través de nuestra televisión educativa!

No cabe duda de que hay que contar con profesionales con experiencia para que nos asesoren en estos temas, antes de empezar a tirar el dinero comprando trastos en webs asiáticas, que os conozco.

Pero, ¿y si me sobra energía? ¿La podré vender a buen precio no? ¡El yate no se paga solo!

Mmm, no, no exactamente. De momento está pensado para que, o la regales, o la vendas a precio de pool (una miseria que hace que no merezca la pena hacerlo por los trámites administrativos que implica), o tengas un sistema de “vertido nulo”, para que tu instalación solar nunca vierta energía limpia a la red. Tu configuración definirá la manera en que deberás legalizar la instalación. Oh sí, piratas no son bienvenidos. El sol es de todos, pero que se sepa quién está conectado. Con fines estadísticos todo, por supuesto.

No venderemos el excedente con garantías al menos hasta que no se instaure, legisle y asiente un sistema de BALANCE NETO, en el que pasado un tiempo (se habla de carácter mensual o anual), se hiciera un balance entre lo producido y exportado por mi instalación, y lo comprado a Compañía, y se “ajusten cuentas” entre usuario/productor (nosotros) y Compañía comercializadora/distribuidora. Suena obvio ¿verdad? Pues olvídate, que aún tardará en llegar, aunque los equipos (inversores) ya contemplan esta posibilidad futura.

Pero, ¿y si lo quiero poner autoconsumo en mi taller/nave/empresa? ¿me dejará la compañía?
Y tanto que te va a dejar, no tienen otro remedio. Nadie te puede prohibir o desaconsejar la instalación de módulos fotovoltaicos para autoconsumo (hace años corría el bulo de que eran cancerígenos, palabrita de niño Jesús). Es precisamente en pequeñas empresas (polígonos industriales hay 1.400 sólo en Cataluña, echa cuentas) donde más se puede aprovechar este tipo de instalaciones, porque coincide la carga de demanda con la carga de producción solar fotovoltaica (en nuestras casas no suele coincidir, y se recomendaría el uso de baterías domésticas que acumulen el sol diurno y nos lo entreguen por la tarde-noche).

¡Pero yo no tengo un chalet ni una empresa, vivo en un bloque de pisos! ¡quiero conectarme al sol y no puedo!

Sí puedes (podrás), no desesperes. Podréis, tú y tus vecinos de bloque bajo un amable consenso (sic), instalar módulos fotovoltaicos comunes en vuestra azotea, para alimentar los servicios comunes (luz de escalera, electricidad de grupo de bombeo/presión y de las bombas y calderas de calefacción, alumbrado garaje, etc.) y reducir así vuestra factura como Comunidad. Lo de conectar la instalación solar al embarrado de la centralización de contadores está por ver, más que nada porque no se podrá controlar fácilmente quién “hace más uso” de la instalación solar “comunitaria”…

Fuente: Econoticias

No Comments

Post A Comment